Visiones de las pieles tintadas

Sevilla Tattoo Convention contará con 90 tatuadores y el concierto de Vinila & The Lucky Dados.

Más allá de la moda, los tatuajes son una forma de vida. Una marca que diferencia a las personas o a un grupo social. Son señas muy cotizadas para los amantes de las pieles tintadas, que buscan tatuadores especializados en diversas disciplinas. Los famosos fijan tendencias, que en ocasiones son efímeras como los diseños tribales de Mike Tyson; pero en otras permanecen. Es el caso de los dibujos old schoolde Amy Winehouse, que han servido para enfatizar a los rockabilly y laspin-upSevilla Tattoo Convention, el primer evento de este tipo que se celebra en Andalucía, pone el foco durante tres días en la capital hispalense con el objetivo de acercar este estilo de vida a apasionados, curiosos y cazadores de tatuadores.
El centro neurálgico, de los 80 stands de estudios de tatuajes y los más de 90 profesionales de la aguja, será el Hotel Meliá Sevilla los días 13, 14 y 15 de mayo. En la convención también habrá conciertos, concursos, exposiciones y seminarios abiertos al público por 12 euros el día, excepto el sábado que al ser la actuación de Vinila & The Lucky Dados la entrada llega a los 15 euros.
“Lo peligroso de esto es salir sin tatuarse”, comenta Íñigo Abril, jefe de prensa de Producciones MLBC, empresa que se encarga de montar estos eventos por toda España. Según Abril, los tipos de tatuajes que más demandan los asistentes a estas convenciones son los de estilo realista, “Llegan hasta un punto que parece que puedes coger la pieza”. El 50% de los tatuadores son andaluces, el resto vienen de todo el mundo. Hay grandes especialistas como Don Diablo de Valencia que centra su trabajo en el old school,“tiene tanto nivel que el año pasado estuvo tres meses en Grecia porque la gente viendo sus trabajos por internet quería ese estilo y lo quería a él”.
La mayoría de los artistas de la aguja ya tienen todas las citas cogidas, pero siempre se puede encontrar algún hueco. Para que la espera sea más amena y cualquier persona pueda disfrutar del mundo del tatuaje, en la convención se puede asistir a los seminarios, pasear por la exposición Tattoo flash made in Spain o disfrutar con el concurso de Art Fusion —que se basa en la unión de tres skate sobre los que tatuadores van dibujando una pieza y la continua otro—. Además, el público puede deleitarse con las actuaciones de baile de Insomnia, el directo de Cat Club, el concierto de la pin-up Vinila & The Lucky Dados y el de los rockabilly sevillanos St. Peter Square.

Zemos98 bucea en los sentimientos

El festival ofrece ‘performances’, conciertos, vídeos y talleres sobre los afectos.

Gestionar los recursos materiales e inmateriales en comunidad. Ese es el objetivo de Copylove: procomún, amor y remezcla la 14ª edición de Zemos98, un festival para los nuevos creadores de performances, música, vídeo y talleres artísticos. La cita, que se celebrará hasta el 15 de abril con sede en el Centro de las Artes de Sevilla (CAS), comenzó el miércoles con Residencias Copylove, un taller en el que participan 35 personas —la mayoría artistas y gestores culturales— que analizan el papel de los afectos y las emociones dentro de las comunidades.
“Tratamos de indagar sobre la cuidadanía con una reflexión sobre esa parte invisible de las comunidades que son los lazos afectivos”, explica Pedro Jiménez, uno de los coordinadores del festival junto a Sofía Coca y Felipe Gil. Aunque la cita ha visto reducido su presupuesto en casi un 35%, pasando de los 130.000 euros de 2011 a los 85.000 euros de este año, el programa incluye dos estrenos: Pincel contra pixel contra boca, una performance que pudo verse ayer y que funde la pintura de Francis Bacon con el flamenco, y Todos caníbales, una ópera experimental compuesta y dirigida por Fran M. M. Cabeza de Vaca que se estrenará el jueves.
“El concepto de la pintura de Bacon, sus cuerpos, sus barridos, se trasladan aquí al flamenco con un lenguaje totalmente distinto”, comenta Santiago Barber, quien junto a Raúl Cantizano, forma Bulos y Tanguerías, el equipo que dirige esta atrevida performanceprotagonizada por el cantaor Paco Contreras Niño de Elche.
La música compuesta e interpretada por mujeres centra el programa Conciertos domésticos que se ofrece en distintos puntos de la ciudad con Le Parody, Arponera y Lorena Álvarez y su Banda Municipal. El plato fuerte será el sábado en el Teatro Alameda con la actuación de Fundación Robo, un colectivo de artistas surgido tras el 15-M que tiene la canción protesta por bandera.

‘Galician Connection’ trae las músicas del mundo al Gaiás

Artistas de culturas muy diversas se reúnen durante tres días en Santiago.

Desde hoy y hasta el próximo viernes la Cidade da Cultura se convertirá en un laboratorio musical en el que artistas procedentes de países muy distintos entre sí intercambiarán ideas, experiencias y, sobre todo, mucha música que culminarán la noche del viernes con un concierto en el que pondrán en común el trabajo de estos días. El saxofonista cubano Paquito D´Rivera, el organista chino Wu tong, el músico hindú Sandeep Das, el arreglista argentino Emilio Solla y los gallegos Anxo Pintos, Guadi Galego y Cristina Pato serán los protagonistas de una iniciativa innovadora, que nace con la intención de convertir por unos días al complejo del Gaiás en un lugar de intercambio cultural y musical.
Cristina Pato, gaiteira y pianista, es la coordinadora de las jornadas Galician Connection que comienzan hoy con un foro de debate en el que participarán cuatro gestores culturales que destacan por haber puesto en marcha importantes proyectos culturales. John Fernández, productor de la APAP Conference de Nueva York, Joan Cararach, director del Festival Internacional de Jazz de Barcelona, Sandeep Das, responsable del HUM Ensemble de la India, y Antón Martínez, director del Festival Son Cuba, serán los encargados de abrir las jornadas. “Todos ellos han mostrado caminos para hacer propuestas de cultura sostenible”, señala Pato.
El jueves y el viernes el turno será para los músicos. Habrá sesiones abiertas de ensayos a las que podrán asistir las personas que se hayan inscrito a las jornadas. Además, los distintos músicos tendrán un diálogo directo con los participantes en las jornadas, ya que estos podrán solicitar encuentros de corta duración con cada uno de esos músicos para compartir los secretos de su música. Las jornadas se cerrarán la noche del viernes con un concierto en el Museo de Galicia, que abrirá por primera vez sus puertas para un evento público. Los músicos participantes mostrarán el resultado del trabajo realizado.
Pato explica que Galician Connection aspira a convertirse en una marca que identifique a la música gallega en distintas partes del mundo. Su experiencia en Nueva York, donde reside desde hace ocho años, le ha mostrado las posibilidades que presenta un mercado como el estadounidense para que la música gallega pueda hacerse un hueco y ser más conocida. “Con esta experiencia queremos que haya un intercambio entre los músicos que vienen de distintas partes del mundo y los gallegos. Se trata de que ellos nos traigan cosas de su cultura y de su tradición y se lleven algo de la nuestra. Todos los artistas que vienen tienen en común haber abierto camino de forma individual, que es lo que tenemos que hacer siempre los artistas”, apunta Pato.
Entre los inscritos a las jornadas son mayoría los nacidos en Galicia, aunque también participan personas llegadas de otras latitudes. En su mayoría son músicos aunque también hay gestores culturales. Pato considera que las jornadas deben funcionar como un “laboratorio de ideas” que, además, responde en cierta manera al espíritu con el que se creó la Cidade da Cultura que va a albergar el evento. “Llevo trabajando en el proyecto dos años y me hacía ilusión poder hacerlo en este espacio. La idea es que esto no se quede aquí sino que continúe en el tiempo porque no tendría sentido hacer una sola edición. Estoy muy expectante ante lo que puede pasar al reunir a músicos de estilos y culturas tan diferentes. Si somos capaces de compartir ideas y de crear algo juntos también demostraremos que hay un mercado para la cultura gallega en el exterior”.
Entre los músicos participantes destaca la presencia de Paquito D´Rivera, un hombre que simboliza la mezcla de influencias y culturas que caracteriza a esta iniciativa, ya que ha ganado varios premios Grammy en categorías tan dispares como clásica, cross-over o latin-jazz. Esta considerado como uno de los grandes de la música cubana.
Pato es consciente de que los tiempos de crisis que atravesamos suponen dificultades añadidas para sacar adelante proyectos culturales pero, al mismo tiempo, indica que la cultura “nunca va a desaparecer” y el pueblo será quien la sostenga. “Esta experiencia también es interesante porque va a permitirnos ver como otros han conseguido reinventarse y eso es algo que nosotros debemos hacer ahora. En realidad el proyecto consiste básicamente en juntar a seis músicos y crear algo de la nada”, añade. El público será el encargado de dar su veredicto tras el concierto del viernes.