El Arcadia Quartet gana el primer premio del Wigmore Hall

La jovencísima formación rumana bordó el ‘Cuarteto en La menor’ de Mendelssohn en la String Quartet Competition.

El Arcadia Quartet, integrado por cuatro miembros rumanos formados en Viena, ha sido el ganador del primer premio del String Cuartet Competition que organiza la prestigiosa sala de conciertos londinense Wigmore Hall. El jurado, presidido por el director del Wigmore, John Gilhooley, destacó la interpretación del Cuarteto en La menorde Mendelssohn y les entregó su galardón que consta de un premio en metálico de 10.000 libras, un recital en el Wigmore Hall, una grabación para el sello discográfico propio de la sala y una gira por Reino Unido.
El Arcadia Quartet, integrado por Ana Török, Rasvan Dumitru, Traian Boala y Zsolt Torok, nació en 2006 cuando sus músicos todavía eran estudiantes de la Academia Musical de Cluj-Napoca, atendiendo a las clases de  Nicusor Silaghi, miembro del prestigioso Transylvanian Quartet. En búsqueda permanente de la expansión de sus horizontes interpretativos, el cuarteto participó en diversas clases maestras en Rumanía y en el extranjero, que les permitieron tomar contacto con ensembles tan renombrados como el Belcea Quartet, el Ad Libitum Quartet, el Artis Quartet, el Voces Quartet, el Bartók Quartet, y el Alban Berg Quartet.
Siguiendo una sustanciosa colaboración desde el 2008, el Arcadia Quartet se hizo miembro del ECMA (European Chamber Music Academy). En septiembre de 2009 el cuarteto participó en su primer concurso internacional, el Gianni Bergamo en Lugano, Suiza, donde ganaron el Segundo Premio (el Primero quedó desierto), tras lo que ganaron el Primer Premio y un tremendo éxito en el Internationales Kammermusikwettbewerb de Hamburgo. Más tarde obtuvieron los primeros premios Johannes Brahms y Felix Mendelssohn-Bartholdy. Sólo este año 2012, además del premio del Wigmore Hall, han ganado el premio de la Fundación Esterházy de Hungría y el Premio Beethoven.
En el Wigmore Hall, el Cuarteto Meccorre (Polonia) y el Cuarteto Tesla (Estados Unidos) obtuvieron el segundo y tercer premio, respectivamente.

Una orquesta de medalla

El primer galardón no individual que otorga el Palau de la Música de Valencia en sus 25 años de funcionamiento es para su formación sinfónica titular.

La primera nota suena desafinada, estridente. Algo chirría. Si estuviéramos hablando de políticos, el dedo acusador señalaría un escandaloso tráfico de influencias, con un sospechoso aroma a prevaricación. Cómo explicar, si no, que el Consejo de Administración del Palau de la Música de Valencia haya decidido otorgar su primera medalla a un colectivo musical a la Orquesta de Valencia (OV), que es de la casa. ¿No se podría haber elegido una formación sinfónica con mayor relevancia, de más prestigio, para que recibiera la primera medalla otorgada a un grupo de músicos?
Los miembros del Consejo de Administración del Palau de la Música se han caracterizado por ser muy exigentes a la hora de conceder sus galardones. La lista de los agraciados es tan corta como exigente. Desde que Mstislav Rostropovich recibiera la primera medalla en 1997 hasta hoy, tan solo 13 músicos y cantantes han sido distinguidos. Y no son nombres cualquiera.
En la relación de los premiados figuran Daniel Barenboim, Joaquín Rodrigo, Zubin Mehta, Teresa Berganza, Alfredo Kraus o Cristóbal Halffter, entre otros. No es fácil formar parte de este Olimpo musical. Pero la Orquesta de Valencia, a partir del 25 de abril, formará parte de esta legión de honor.
¿Los motivos? Mayrén Beneyto, presidenta del Palau de la Música, explica que “la OV es uno de los pilares fundamentales de la programación y recibe con todo merecimiento este galardón, que reconoce, entre otros muchos méritos, su extraordinaria labor por mantener durante 69 años la vida sinfónica de Valencia”. Nada más cierto.
La Orquesta ha ofrecido desde su creación en 1943 un total de 3.096 conciertos. Su primer director titular fue Joan Lamote de Grignon; pero muchos otros prestigiosos maestros la han dirigido a lo largo de su historia. Celibidache, Rubinstein, Iturbi, Argenta, Barenboim, Stern, Mehta, entre otros ilustres, y desde 2005 Yaron Traub, han sostenido la batuta para dirigir una formación en la que los músicos valencianos son mayoría.
Tal parece que haya tenido que llegar la crisis para reconocer la calidad de la OV. Durante el periodo en que la Comunidad Valenciana se emborrachó con el dinero fácil de la especulación y del ladrillo, el afán de notoriedad de no pocos responsables culturales valencianos les llevó a fichar a compositores, pintores, directores de cine y teatro o músicos de renombre internacional que llegaban hasta la Comunidad Valenciana más interesados por los sustanciosos salarios que cobraban que por dejar algún legado cultural.
La OV, cuando todo pasó, siguió estando allí. La medalla es suya. Y, para celebrarlo, interpretará el mismo programa que hace 25 años inauguró el Palau. Su casa.

Pressler, Premio Yehudi Menuhin

Atendiendo la propuesta hecha en su día por el Comité de Preselección, que está integrado por expertos internacionales, la Junta de Patronos de la Escuela Superior de Música Reina Sofía reunida el pasado 8 de marzo tomó la decisión de otorgar al pianista y pedagogo Menahem Pressler el Premio Yehudi Menuhin a la Integración de las Artes y la Educación en su novena edición.
El Premio Yehudi Menuhin fue instituido por la Escuela Superior de Música Reina Sofía en 1998 en homenaje al maestro Menuhin, que fue gran amigo y frecuente profesor visitante de la Escuela, y su objetivo es reconocer la labor de los músicos excepcionales de cualquier país que, como Menuhin, además de haber logrado la excelencia artística sobre los escenarios, hayan destacado por contribuir a la formación de los jóvenes.
El Premio, dotado con 18.000 euros y una medalla del escultor Julio López Hernández, será entregado por Su Majestad la Reina durante la ceremonia de clausura del curso académico de la Escuela, que se celebrará el próximo 12 de junio en el Palacio de El Pardo bajo la Presidencia de Su Majestad.
En ediciones anteriores han recibido el Premio las siguientes personalidades: Zubin Mehta (2010), José Antonio Abreu (2008), Claudio Abbado (2006) Alicia de Larrocha (2004), Sir Colin Davis (2002), Carlo María Giulini (2001), Piero Farulli (2000), y Alfredo Kraus (1999).
El Comité de Preselección del Premio Menuhin está presidida por Antonio Bonet Correa (Director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y Catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid) y forman parte de él András Batta (Rector de la Academia de Música Ferenc Liszt de Budapest), Teresa Berganza (mezzosoprano), Gustav Djupsjöbacka (Rector de la Academia Sibelius de Helsinki), Vicente Ferrer y Pérez de León (Vicepresidente de la Fundación Albéniz), Jonathan Freeman-Attwood (Principal de la Royal Academy of Music de Londres), Gary Graffman, Barry Ife (Principal de la Guildhall School of Music and Drama de Londres), Sir John Manduell, Paloma O’Shea (Directora de la Escuela Superior de Música Reina Sofía), Luis Pereira Leal (Asesor del Consejo de Administración de la Fundación Gulbenkian de Lisboa) y Arie van Lysebeth (Director Artístico de la Chapelle Musicale Reine Elisabeth de Bélgica). El Secretario del Comité es Álvaro Guibert, Director de Contenidos de la Fundación Albéniz.
Menahem Pressler
Nació en Magdeburgo (Alemania) en 1923, aunque tuvo que emigrar a Israel en 1938. Su carrera mundial comenzó tras ganar en 1946 el Primer Premio en el Concurso Internacional de Piano Debussy de San Francisco, y su debut americano con la Orquesta de Filadelfia bajo la batuta de Eugene Ormandy. Desde entonces, las largas giras de Pressler por América del Norte y Europa han incluido conciertos con las Orquestas de Nueva York, Chicago, Cleveland, Pittsburgh, Dallas, San Francisco, Londres, París, Bruselas, Oslo, Helsinki y muchas otras.
Es miembro fundador y pianista del Trío Beaux Arts, creado en 1955, con el que debutó como músico de cámara en el Festival de Música de Berkshire. Ha actuado también con los Cuartetos Juilliard, Emerson, Guarneri, Cleveland, Cuarteto Israel y el Trío de Cuerdas Paquier. Además de las cincuenta grabaciones con el Trío Beaux Arts, ha recopilado más de treinta grabaciones como solista, que van desde Bach hasta Ben Haim.
En 2005 recibió la Cruz del Mérito de manos del Presidente de Alemania, el mayor honor que otorga ese país, y el Premio de Caballero de la Orden de las Artes y la Letras del gobierno francés. En 1998, obtuvo un Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Nebraska y en la de las Artes de Carolina del Norte. Ha sido nominado en cinco ocasiones a los Grammy y ha recibido la Medalla de Oro al Mérito de la Sociedad Nacional de las Artes y las Letras.
En la actualidad, ejerce la enseñanza como Profesor Distinguido en la Escuela de Música de la Universidad de Indiana en Bloomington, su lugar de residencia, y como Asesor del Departamento de Grupos con Piano del Instituto Internacional de Música de Cámara de Madrid. El Instituto es un centro de posgrado en música de cámara y su dirección académica es ejercida por la Escuela Superior de Música Reina Sofía.