Wagner rejuvenece en Manaos

El Festival Amazonas celebra el 200º aniversario del compositor con

una lectura iberoamericana de ‘Parsifal’ llena de humor y realismo mágico

Richard Wagner nació en Leipzig el 22 de mayo de 1813. Durante estos días se celebra en medio mundo su 200º cumpleaños. Los teatros de ópera procuran reunir a los mejores intérpretes de la actualidad en este repertorio, desde Thielemann a Kaufman, pongamos por caso, y se recrean las páginas musicales más famosas, o las más raras, del compositor. Los ecos del homenaje han llegado a Manaos, en Brasil, con una propuesta iberoamericana comandada por dos grandes especialistas wagnerianos: el director musical brasileño Luiz Fernando Malheiro y el director de escena mexicano Sergio Vela.
El resultado artístico de esta combinación ha sobrepasado las mayores expectativas. En realidad era algo que no tenía por qué sorprender de la manera que lo ha hecho. En Manaos ya se había representado en 2005, con la dirección de Malheiro, un Anillo del nibelungo de mucho mérito, acompañado de un congreso internacional sobre Wagner de campanillas que hizo reivindicar a varios musicólogos alemanes la plaza de Manaos como “segundo Bayreuth”. También en Manaos ha dirigido escénicamente un Holandés errante el mismísimo Schlingensief, con referencias a la selva amazónica incluidas.
Malheiro se ha convertido por méritos más que sobrados en el gran maestro brasileño de la dirección wagneriana y solo hay que ver las programaciones de Río de Janeiro o São Paulo para comprobarlo. En cuanto a Sergio Vela, su versión del Anillo del nibelungo hizo historia en México, y de ello hay publicado un libro del máximo interés. Dios los cría, pues, y ellos se juntan. En esta enumeración de circunstancias previas, es oportuno señalar que el público de Manaos es muchísimo más joven que el que asiste a los teatros europeos de ópera. Aún figura en las localidades la sugerencia de que se asista con la debida compostura en el vestuario a los espectáculos líricos, sin “camisetas, bermudas o chanclas”. El atuendo mayoritariamente es informal y las corbatas escasas. Los precios se sitúan en un abanico de 2 a 28 euros, y los jóvenes responden con su asistencia y con un nivel de concentración extraordinario a las óperas programadas. La explosión de gritos y ovaciones al final se produce en el más puro estilo de los conciertos de rock.
El planteamiento escénico de Sergio Vela y sus colaboradores enParsifal juega con los conceptos de espacio y tiempo en función de la mejor comprensión musical de la obra. Hay un tratamiento de maquillajes y movimiento en una estética que remite al teatro No, lo que favorece la adaptación del espectador a las longitudes wagnerianas, especialmente en el primer acto.
El trabajo de la coreógrafa Ruby Tagle es encomiable. Y los coros se sitúan en la última planta del teatro, provocando un sonido envolvente muy atractivo y convirtiendo el espacio teatral en una emulación del templo del Grial. El psicoanálisis tiene una carga determinante en las relaciones entre Parsifal y Kundry en el segundo acto, con el beso entre ambos como elemento desencadenador de conflictos interiores. La compasión siempre está en primer plano en este montaje simbolista y teatral. No existen interpretaciones añadidas, sino cercanía. La propuesta seduce y arrebata por su cultura teatral, por sus juegos de dualidades a partir de una testimonial imagen de dos troncos de árbol y por la ausencia de pedantería.
Se cita en el texto de la obra la expresión “excelso milagro” y a ello hay que referirse en el nivel de interpretación musical, con un Malheiro inspirado al límite y una orquesta con muchos jóvenes que sigue sus indicaciones con pasión no disimulada en el límite del arrebato, pasión que se extiende a los coros. El reparto vocal tiene mayoría de brasileños y mexicanos, con el refuerzo del estadounidense Michael Hendrick como Parsifal y la rusa Olga Sergeyeva como Kundry. A nivel de excelencia se sitúan el mexicano Noé Colín como Amfortas y el brasileño Pepes do Valle como Titurel, en un reparto homogéneo y estilísticamente impecable.
El éxito fue inenarrable. El Festival Amazonas de Manaos, que ya en la edición anterior obtuvo la distinción al mejor espectáculo de ópera en Brasil con Lulú, de Alban Berg, dirigida por Malheiro y Tambascio, se reafirma como una de las manifestaciones más estimulantes en estos momentos del universo lírico en Iberoamérica. El nivel de calidad roza los postulados de ese realismo mágico tan consustancial al continente y tan admirado en España.
 

Tablet-art, caipirinhas y playas

En Río de Janeiro se inaugura hoy File (Electronic Language International Festival), el célebre festival brasileño dedicado al arte y las nuevas tecnologías. El evento, que se prolonga hasta el 13 de mayo, ofrece una extensa programación, que incluyeexposiciones temáticas, instalaciones interactivas y debates, articulados alrededor de un gran simposio inicial. Sin embargo, no queremos reseñar todo lo que se presenta en el certamen, ya que desde sus inicios el blog “El Arte en la Edad del Silicio” ha querido mantenerse fiel a su planteamiento: centrarse en temas, eventos e iniciativas, que tuvieran una vertiente experimentable desde el ordenador y a través de Internet. Por eso, considerada la amplitud de la programación, hemos elegido centrarnos en Tabletuna sección que reúne proyectos interactivos, artísticos y musicales, concebidos y creados para ser visionados en una tableta (iPadiPhone y Android), que además en su mayoría son gratuitos o disponibles por el módico precio de 1.99 dólares.
De las cinco aplicaciones que presenta el conocido artista estadounidense Scott Snibbe, la más fascinante es sin duda Gravilux, una obra que mezcla, ciencia, arte y juego, inicialmente concebida como instalación para museos y centros de arte y recientemente convertida en una aplicación para iPhone e iPad. Se trata de una obra multiusuario, controlada por algoritmos matemáticos, que combina pintura y animación en tiempo real, en un entorno parecido al espacioGravilux responde al tacto y es cometido de los usuarios descubrir todos los parámetros, como la gravedad, el número de estrellas y sus movimientos, que pueden ser alterados por su intervención.


De las tres aplicaciones abstractas creadas por Pavel Doichev, para demostrar que “el arte debería evolucionar de acuerdo con los avances tecnológicos”, Art in Motion nos parece la más lograda. La obra permite dar vida y animar las marcas que dejamos en la pantalla con los dedos. De esta forma las manchas se convierten en entidades con un cuerpo que puede ser manejado creativa y libremente en una especie de jam sessiongráfica. El usuario puede modificar prácticamente todos los parámetros, no sólo forma, dimensión y color, sino también la velocidad, la forma de moverse y las posibles interacciones entre las manchas.

Reacciona a la fuerza de gravedad también Reflection, una aplicación gratuita para iPhone y iPad de los japoneses Toshiyuki HashimotoMasato Tsutsui y Koichiro Mori, que juega con líneas y gráficos y reacciona también a los sonidos.
Dejando a un lado la producción más estrictamente artística, Tablet otorga cierta importancia a las aplicaciones musicales. Entre las propuestas de corte más tradicional destacamos el violín digital de Magic Fiddle de Smule y Accordéon de Alex KomarovSergey Rachokque permite transformar la tableta en un acordeón y fue recomendada por el propio Steve Jobs, poco antes de su prematuro fallecimiento.

Entre las aplicaciones musicales gratuitas, más creativas y menos previsibles, destacanSinging Fingers de Jay Silver y Eric Rosenbaum, que convierte algo invisible como el sonido y la voz en una experiencia audiovisual y Mugician de Rob Fieldingun sintetizador para iPad, capaz de varios efectos, que puede ser acoplado a un amplificador para guitarras eléctricas.
También resulta interesante Auditorium, un conjunto de puzzles audiovisuales interactivos del estudio de Filadelfia, Cipher Prime Studios. El juego completoAuditorium: The Online Experience incluye más de 70 niveles divididos en 15 actos, pero cuesta 9,99 dólares, aunque representa –todo sea dicho–  el resultado de ocho meses de trabajo de dos jóvenes desarrolladores independientes, Dain Saint y William Stallwood.

Aunque no son gratuitas, tienen cierto interés Spirits, una aventura gráfica que pone en entredicho las reglas tradicionales del juego de Mattias LjungstromMarek Plichta,Andreas Zecher y Martin Strak y Multipong, una aplicación para iPhone y iPad, a mitad entre pinball y pong, que acepta hasta cuatro jugadores contemporáneamente, creada por los franceses Antoine Lepoutre y Aurélien Potier.
Hay un poco de todo y para todos. Lo demuestran Nate Murray y TJ Fuller, que presentan una aplicación para gatos, el iPad Game for Cats, que por lo visto les tiene totalmente enganchados!

Y para quien quiera saber más, aquí está el enlace al programa completo de todas las aplicaciones de tablet-art.

Podrán niños compartir escenario con el pianista chino Lang Lang

Se busca descubrir nuevos matices en la interpretación musical.

A través de un concurso internacional creado por una compañía telefónica, 50 niños y jóvenes músicos, provenientes de 13 países, tendrán la oportunidad de compartir escenario con el connotado pianista chino Lang Lang, el próximo 15 de junio en la 02 Arena World de Berlín.
El concierto, donde se celebrará el cumpleaños número 30 del pianista chino, busca descubrir en los jóvenes nuevos matices en la interpretación musical, informaron los organizadores en un comunicado.
Detalló que podrán participar niños y jóvenes pianistas de 7 a 14 años de edad, que radiquen en España, Chile, Brasil, México, Argentina, Venezuela, Reino Unido, Irlanda, Alemania, República Checa, Perú, Costa Rica o Ecuador, quienes deberán grabar un video interpretando una pieza musical y subirlo a la dirección electrónica www.langlangberlin.telefonica.com, antes del 15 de junio.
El proceso de selección se realizará inicialmente en línea, a través de las votaciones del público, en una segunda etapa los finalistas serán elegidos por un jurado, y, finalmente el ganador de cada país será escogido por el propio Lang Lang.
Los dos representantes de México, tendrán la oportunidad de viajar a Berlín acompañados de un adulto para disfrutar de una estancia de cuatro días, en la que podrán ensayar y participar en las actividades que se organizarán para los ganadores, además tendrán el privilegio de presentarse junto a uno de los mejores pianistas del mundo.
Para este singular concierto, los jóvenes talentos y el pianista oriental serán acompañados por el compositor estadounidense Herbie Hancock, considerado una las figuras más importantes del panorama musical mundial.
Mientras que el concertista Jahja Ling será el encargado de guiar a la Orquesta Festival Schleswig-Holstein en esta presentación, que será transmitida en el portal electrónico antes mencionado.
Lang Lang ha sido definido por el prestigioso periódico “New York Times” como el “artista más puntero en el panorama de la música clásica actual”, y por la revista “Time” como una de las 100 personalidades más influyentes del mundo.
El músico chino (1982), cuenta con millones de seguidores y se ha caracterizado por representa la nueva imagen de China, en un mundo abierto e interconectado, donde la tecnología es su gran aliada.
Sus esfuerzos para ayudar a los jóvenes a través de la música lo impulsaron a crear la Fundación Internacional Lang Lang, en 2008, cuya misión es inspirar a la próxima generación de amantes de la música clásica e impulsar a jóvenes pianistas.