Aprendió a tocar con su padre y continuó su formación en Málaga, en la escuela de Dionisio Aguado.

Durante la década de 1860 dio conciertos por toda Europa, destacándose los de 1862 en los palacios de los duques de Wellington y Cambridge. El joven Francisco Tárrega le escuchó este mismo año en Castellón y tocó para él después del recital, a petición del padre de Tárrega. Arcas entonces le invitó a estudiar con él en Barcelona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *